miércoles, 2 de febrero de 2011

Cómo se expresa?

campanaLas expresiones que tiene la militarización de la vida son las siguientes:
  • Servicio militar obligatorio: las dificultades económicas de la mayoría de las personas y de las familias, hace que los hijos hombres de estas, al terminar el bachillerato, tengan muy pocas posibilidades de acceder a la educación superior. Adicionalmente, el Estado y el Ejército obligan a los jóvenes a prestar el servicio militar obligatorio, siendo este hecho de gran importancia en términos de la construcción de imaginarios afines a los objetivos militares y políticos del Estado, cooptado por el narco-paramilitarismo y que sigue ciegamente los lineamientos de Estados Unidos. En el marco del conflicto colombiano, el servicio militar obligatorio puede ser visto como reclutamiento forzado, y la objeción de conciencia se ofrece como una posibilidad viable a esta imposición.
  • Imperialismo y saqueo de los recursos naturales: el control territorial que se realiza con la excusa de la lucha contra el terrorismo y el narcotráfico, se hace con apoyo militar de ejército extranjeros que ponen en duda la ya débil soberanía nacional, y que le son funcionales a los intereses transnacionales, en términos del saqueo de recurso naturales necesario para la producción de ganancias y beneficios para estos actores. Esto genera que las tierras sean desocupadas a sangre y fuego, teniendo como resultado desplazamiento forzado masivo.
  • Bases militares: la militarización no podría ser de la magnitud que tiene hoy, sino es por el incondicional apoyo militar de gobiernos extranjeros, fundamentalmente del norteamericano. Este apoyo militar tiene como acción paradigmática la instalación de 7 bases militares que estaban destinadas a su ocupación por parte de militares norteamericanos, con lo cual se termina de regalar la soberanía territorial del país. Pero estas bases no son acciones aisladas, hacen parte de un plan sistemático de intervención militar en el país por parte de tropas militares gringas, materializado a través del Plan Colombia en sus diversas fases y del Plan Patriota, entre otros.
  • Represión juvenil: los y las jóvenes han sido uno de los sectores que más se han opuesto a la militarización de la vida, por estar particularmente afectados y afectadas. Esto ha hecho que la represión juvenil sea una de las formas más críticas de acción militar contra la población civil, buscando aplacar las siempre fuertes y enérgicas voces de protesta de la juventud. 

Todo este contexto hace que los y las jóvenes nos encontremos en una situación bastante crítica, debido a que la militarización de la vida es, en definitiva, la destrucción de la misma, su negación constante, tanto material como inmaterial. 

Es por esto que los y las jóvenes rechazamos la estrategia militarista del estado y del imperialismo, rechazamos todas las formas en las que se militariza la sociedad colombiana y el modelo económico que las sustenta y las motiva. Rechazamos las bases miliares y el control político-físico de nuestros territorios así como también, la destrucción del ambiente; también rechazamos y deslegitimamos de manera enfática la construcción de relaciones sociales bajo lógicas guerreristas, el control de las formas de vida y los cuerpos, el servicio militar obligatorio y la estigmatización y represión juvenil. 

 Los y las jóvenes reafirmamos la vida y la soberanía nacional. Nosotras, como pueblo que somos, no queremos la paz ni la  guerra que nos imponen. Contra la militarización de la vida, por el descontrol de nuestras vidas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario